Solución definitiva para la obesidad sin cirugías

Margarita Godoy


Solución definitiva para la obesidad sin cirugías ni medicamentos ¿Se puede resolver la obesidad grado II con alimentación? ¡Claro que si es posible! Este es uno de los múltiples testimonios a nivel mundial que muestran que aprender de nutrición y aplicar este conocimiento tiene resultados sorprendentes para la salud.

“Mi nombre es Margarita Godoy y vivo en Guatemala. Tengo 37 años. Toda mi vida he batallado con el peso. Recuerdo desde que era muy pequeña, yo siempre había sido llenita, pero en la adolescencia empecé a subir de peso, a subir de peso, Cuando tenía 17 años yo ya pesaba 190 libras, a esta edad, pues es bastante caótico, por así decirlo, porque uno siente el rechazo de los jóvenes, de las muchachas. A veces uno quiere encajar porque se quiere vestir a la moda, pero la verdad es que a uno no le queda la ropa. 

Seguí aumentando de peso y aumentando de peso, hacia las dietas de moda, tomando batidos, pastillas, aguanté mucho tiempo hambre, hice ejercicio, bajaba un tiempo, pero durante mucho tiempo era como un sube y baja, sube y baja. Bajaba un poco de peso, después volvía a aumentar, bajaba, aumentaba a lo que se le llama comúnmente rebote. Ese era mi cotidiano, por así decirlo. Desde que tenía como 22 años, yo empecé a conocer acerca de la alimentación saludable y siempre quise seguirla, pero no se, va por un tiempo pero lo dejaba. Luego me casé, tuve hijos y ahí se el peso se disparó. 

Llegué a tener obesidad tipo dos, llegué a pesar poco más de 230 libras, este con una estatura bastante pequeña, mido 1.64, entonces sí era bastante corpulenta. Vengo de una familia cuya genética pues no me favorece, hay diabetes, hipertensión, cánceres y yo sabía, yo sabía que la alimentación saludable iba a ser la solución, pero era como un estira y encoge, la implementada por un tiempo y después no, porque según yo era esa alimentación de las dietas de moda. Pero investigando fui aprendiendo acerca de una alimentación que es realmente saludable. 

La puse en práctica después de que sucedió algo muy duro para mi, fue el perder a mi mamá a causa de la diabetes. Ella sufrió insuficiencia renal, sus riñones ya no daban más, mi mamá tuvo un paro cardiaco, cosa que para mi fue tan impactante. Mi mamá era bastante joven y yo toda mi vida viví con esa imagen de que la mamá estaba enferma y yo eso estaba proyectándolo a mis hijos porque yo no tenía energía, me sentía cansada, me sentía agotada. 

Entonces decidí hacer un cambio porque definitivamente si yo seguía viviendo de la misma manera iba a terminar como mi mamá, y eso era malo, no porque mi mamá no fuera una buena persona, sino que sus hábitos que no eran saludables la llevaron a tener un desenlace de verdad muy, muy duro, algo que yo no le deseo a nadie, ni como madre ni como hijos, porque sufría ella y sufrimos nosotros. 

Empecé a hacer cambios y pues ya iba bastante encaminada, había bajado bastante de peso. Cuando me encuentro con el programa de Bien Plantado, la Dra. desarrolla el tema de manera en la que a uno no le quepa la menor duda de que este es el camino que uno debe seguir. Es muy dinámica. El grupo de intervención es un grupo de apoyo en el que todos, aunque no nos conocemos porque somos de diferentes países, nos sentimos como familia, como amigos. Podemos hacerle preguntas a la Dra. tanto directamente como a ella o en el grupo, este a veces tenemos ideas de recetas o preguntamos cómo hacer algunos intercambios, porque en los países no todos tenemos los mismos ingredientes, tal vez al querer cocinar, pero nos apoyamos. Es un grupo muy bonito. Yo estoy segura que así como yo no me arrepiento, actualmente peso 155 libras. 

Ya salí de la obesidad, solo tengo un sobrepeso aproximadamente de 10 o 15 libras que con la ayuda de Dios y el favor de la Dra. pues sé que lo vamos a lograr. Estoy muy contenta, me siento muy dinámica. Esta es hora que yo ya hice ejercicio, ya hice un montón de cosas que antes yo no hacía, puedo jugar con mis hijos, puedo correr, no al mismo nivel, obviamente que un niño que tiene toda la energía del mundo, pero ahora que yo tengo 37 años me siento más viva que cuando tenía 20. Puedo comprar ropa que me gusta y no solo ropa que me queda. Y yo sé que tal vez esto sea algo superficial, pero yo sé que las mujeres que me están escuchando, que han vivido este problema, lo van a entender muy bien. Saben qué satisfactorio es poder ponerse algo que a uno le gusto y no algo que aún no le quedó. 

Entonces yo de verdad no me arrepiento de haber conocido a la Dra., no me arrepiento de haber dicho que sí al programa y por el resto de que Dios nos permita de vida, verdad, yo espero seguir ahí. Espero que la Dra. no se aburra de nosotros y nos siga apoyando y de verdad yo recomiendo ampliamente el programa. No, no es algo difícil de seguir. Uno ve resultados inmediatamente. 

Es gratificante sentir cómo uno va recuperando la salud perdida y cómo es que uno toma el control y la responsabilidad que uno debe de tener de sus actos, verdad. Y como hay enfermedades que en la actualidad se supone que son genéticas y bueno, en parte es así, pero nosotros podemos activar o hacer clic, por así decirlo, en el botón para que esta enfermedad realmente siga su curso. O podemos hacer clic y apagarla y nosotros ser esa parte de la familia que no va a tener esa enfermedad. Yo estoy muy feliz porque sé que iba encaminada a la diabetes, definitivamente con el peso que tenía, lo que faltaba era eso. 

Y estoy muy feliz porque gracias al programa, gracias a lo que yo ya había aprendido también anteriormente, pues yo sé que puede prevenir esta enfermedad y también sé que conozco ahora, por lo tanto, por lo que la Dra. nos ha enseñado como por un poco de información que yo empleo, que hay enfermedades que son totalmente reversibles, entonces yo los insto a que si ustedes están escuchando este testimonio, no duden en integrarse al programa. Es muy bonito, muy dinámico. La Dra. es súper especial y también los demás integrantes del grupo se vuelven amigos, familia y entre todos tratamos de salir adelante para lograr el objetivo de tener mejor salud. Que Dios les bendiga”.

Para estar Bien Plantado,
¡y saludable de por vida!
Ingresa ahora a la
Masterclass de Nutrición Óptima

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Masterclass de
Alimentación Óptima

Ir al contenido