¿Sobrepeso en la pandemia?

Farid Rozzco


¿Sobrepeso en la pandemia? ¿Subiste de peso durante la quietud en la casa por la cuarentena y no has podido bajar? ¿Crees que es necesario medir y pesar la comida? Desafortunadamente, este mito de pesar y medir la comida, no es un enfoque sano para una nutrición sostenible. Lee o escucha el testimonio de lo que logra un entendimiento profundo y una educación en nutrición.

“Hola buenas tardes, mi nombre es Farid Rozzco, vivo en Texas, la razón es que quiero compartir con ustedes mi experiencia en cuanto al nuevo cambio de alimentación que he tenido, por el hecho de vivir en Estados Unidos, aquí es muy común que la gente sufra y estemos, estén de sobrepeso, la comida, el estilo de vida. Todo eso contribuye a que no se pueda llevar una buena alimentación. 

Durante la pandemia, subí de peso, creo que a muchos nos pasó, estando en la casa, el estrés sin nada que hacer, bueno si comimos más y engordamos. De acuerdo a mi estatura, pues sí, subí bastante de peso, llegué a pesar casi 150 libras, cuando llegué a ese punto. Ahí fue donde ya dije algo tengo que hacer. No podía ir por el camino en el que ya después iba a llegar a un sobrepeso más grande y no iba a poder tener control de él. Así que en ese momento dije pues algo tengo que hacer. 

Busque ayuda de una nutricionista y por un año estuve con ella. Sí, bajé de peso, me ayudó, pero no fue fácil porque las primeras semanas, meses, prácticamente lloraba. No podía decir, no puedo creer que le esté pagando a alguien para que me diga que comer estos poquitos y estas medidas tan poquito de comida. Y fue bastante difícil, todas mis comidas las tenía que medir y todo tenía que estar controlado, por lo que la nutrióloga me dijera, la tenía que llamar y preguntar puedo comer esto?, puedo tomar esto?, puedo hacer esto?, y todo era con medida, sí, pero sólo esta porción, sólo este vasito, solo estos gramos. O sea, todo era medido. Yo quería bajar de peso. 

Yo me apliqué, pero durante ese año dije bueno, y ¿después qué? O sea, toda mi vida voy a seguir comiendo con esas medidas tan restringidas, toda mi vida. Y realmente no estaba entendiendo porque estaba comiendo con medidas. Le pregunté muchas veces ¿pero por qué como así? O sea, explícame. Bueno, pues ella me lanzó algunos datos, pero no fueron suficientes para mí y yo en ese punto también ya dije yo quiero aprender a comer, pero no quiero que nadie me diga qué comer o cuánto comer, o por qué no debo comer. Lo quería entender bien lo que estaba comiendo y porque lo estaba comiendo. 

Entonces, después de un año que dije yo tengo que aprender nutrición y estoy muy agradecida porque por medio de una hermana mía fue que supe de la Dra. Adriana que estaba dando clases de nutrición y dije yo aquí es, esto lo que estoy buscando, necesito aprender de nutrición. Y sí, tome las clases fueron intensas porque fue mucha información, pero a medida que iba aprendiendo, era como que lo que estaba buscando, o sea, para mí era como, como cuando andas con unas gafas y están borrosas y tú estás caminando, pero no ves clara las cosas. 

Cuando tomé las clases con la Dra., para mí fue como si hubiera limpiado el lente de esas gafas. Todo lo veía tan claro, entendía el por qué, entendí cómo funcionaba mi cuerpo, cómo la comida, una buena alimentación funcionaba en mi cuerpo, y seguí aprendiendo, tomé más clases con ella. Aprendí, aprendí, cocina. Me vinculé a un grupo súper interactivo, muy bonito, que me ha dado mucho soporte porque nos hemos mantenido y a mí me ha ayudado porque ahora ya tengo dos, voy para casi tres meses que ya no estoy pagándole a la nutricionista, mi gramera que era la que utilizaba para medir las comidas ya no la uso porque ahora con esta nueva alimentación, ya como lo que yo quiera, sin medir, sin culpabilidad de que esto me va a hacer daño, esto, no, porque ahora estoy comiendo lo que mi cuerpo necesita y lo mejor mi peso está súper controlado, estoy ahora en 133 135, 133, 135 libras. No subo, no, ahí estoy. Me he sostenido. Ya llevo tres meses así. 

En otra ocasión, durante la época que estaba con la nutrióloga, dejaba de seguir la dieta al pie de la letra y subía otra vez, comenzaba a subir de peso y ahorita no y ahora yo como todo y estoy feliz y lo mejor es que siento que ha tenido mi cuerpo algo mejor, porque ahora me siento con más energía, ahora disfruto lo que como, ahora no tengo que cargar con una gramera para toda parte y estar preocupándome cuánto gramos de arroz o cuantas papa me puedo comer o no, nada. Ahora ya como lo que mi cuerpo, lo que yo quiera y lo que mi cuerpo necesita. Y estoy muy agradecida gracias a esta nueva alimentación que estoy teniendo, que definitivamente ha sido lo mejor que a mí me ha pasado, una de las cosas mejores que me han pasado es aprender a comer, a entender como funciona la nutrición y estoy muy agradecida con la Dra. Adriana Cortés, que ha sido la que me ha apoyado y me ha llevado de la mano durante todo este nuevo viaje que he estado llevando. 

Yo definitivamente recomiendo altamente si tú estás buscando una alimentación saludable, estás buscando sentirte mejor, estás buscando curarse de algún problema, estás cansado de que estás luchando con tu sobrepeso, qué sé yo, No sé cuál sea tu caso, pero definitivamente toda nuestra salud, yo diría que el 90% depende de una buena alimentación, depende de ahí, así que les recomiendo altamente, inténtelo, no se pierde nada con intentarlo. Busquen, aprovechen esta información que tienen a la mano que no va haber forma de arrepentirse, se los aseguro. Yo lo he disfrutado muchísimo como no se pueden imaginar, o sea, para mí ha sido una de las mejores cosas que me han podido pasar”.

Para estar Bien Plantado,
¡y saludable de por vida!
Ingresa ahora a la
Masterclass de Nutrición Óptima

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Masterclass de
Alimentación Óptima

Ir al contenido