Consumo de frutas y verduras en América Latina

¿Has pensado alguna vez que tener más acceso a frutas y verduras aumenta automáticamente las probabilidades de un mayor consumo de estos alimentos súper saludables?

No recuerdo cuántas veces tuve conversaciones sobre nutrición con investigadores expertos o amigos en Australia o en Estados Unidos y descubrí que ellos pensaban que en Latinoamérica tenemos un gran consumo de frutas y verduras, ya que las tenemos fácilmente disponibles.

Es increíble comprobar cómo las suposiciones cambian tan fácilmente nuestra percepción de la realidad. Una cosa es pensar que, dado que la mayoría de los países latinoamericanos tienen una gran disponibilidad de una gran diversidad de frutas y verduras durante todo el año, los latinoamericanos las consumimos. Otra cosa es lo que hacemos en la vida real.

La pandemia de COVID-19: un reto para iniciar un estilo de vida saludable

En el último año, prácticamente desde que comenzó la pandemia de COVID-19, mi madre y yo comenzamos oficialmente una iniciativa de salud pública para brindar acceso a la educación sobre un estilo de vida verdaderamente saludable para hispanohablantes de todo el mundo. En el momento de escribir este artículo, hemos dictado 40 cursos de nutrición en línea en vivo que duraron entre 10 y 12 horas y más de 1800 personas lo completaron por completo. Tuvimos participación de diferentes países, principalmente de (en orden de participación): Colombia, Ecuador, México, Perú, Chile, Argentina y Estados Unidos. Les hicimos muchas preguntas para conocer sus creencias sobre la nutrición. En una sección del curso de nutrición, les dimos acceso a una encuesta de nutrición.

Lamentablemente, debo decir que me sorprendieron los resultados que vi fin de semana tras fin de semana. ¡No podía creer lo que veía acerca de las pocas frutas y verduras que consumimos como población! Aún más preocupante, las personas encuestadas fueron invitadas a participar en un curso de nutrición. Con solo estar participando, mostraban un interés real en nutrición. No puedo imaginar lo que realmente consume la otra parte de la población (no interesada en nutrición).

Una realidad no tan obvia

Quiero compartir en este artículo algunos de los hallazgos de las dos primeras preguntas de la encuesta 4Leaf administrada a los participantes de este curso. Prepárate para estar tan sorprendido como yo cuando leía estas respuestas al mismo público que acababa de completar la encuesta. Inicialmente, pensé que «esto no puede ser real», «¡tal vez, me equivoqué de público!» pero más tarde, después de dar 40 cursos, me di cuenta de la triste realidad que tenemos que aceptar: simplemente los latinos no comemos suficientes frutas y verduras.

La primera pregunta es acerca de la fruta fresca: en promedio, ¿cuántas porciones diarias de fruta fresca entera come? (El jugo de frutas no cuenta; no una planta entera). Las opciones fueron: ninguna, 1-2, 3-4 y 5+. Solo el 5% de la población come más de cinco porciones. ¡Más de la mitad (57%) de las personas encuestadas come solo una porción de fruta (45%) o ninguna (12%) en un día! De acuerdo con las preocupaciones expresadas por la gente a lo largo de estos cursos, entiendo por qué tanta gente no come las porciones recomendadas de frutas (5 porciones al día). Hay tantas creencias no verificadas sobre los carbohidratos, «demasiada azúcar», «mi médico me prohíbe esto o aquello», «mi nutricionista dice que me hacen engordar», etc.

Una conclusión desafiante

Es hora de detener estas tonterías y educarse sobre el valor real y el poder de estos alimentos en su paquete ideal, perfectamente creados por la naturaleza y para que la misma naturaleza se nutra y florezca a partir de ellos (y si tienes alguna duda, «tu» eres parte de esta naturaleza que también necesita las frutas).

Transcrito del artículo original

Para estar Bien Plantado,
¡y saludable de por vida!
Ingresa ahora a la
Masterclass de Nutrición Óptima

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Masterclass de
Alimentación Óptima

Ir al contenido